Maderoterapia

La maderoterapia es una técnica para reducir volumen y quitar celulitis, se realiza con distintos instrumentos o aparatos  de madera, de diferentes tamaños y formas, y especialmente diseñados para que se adapten a las distintas zonas del cuerpo. Con ellos se van realizando una serie de masajes con ellos, especialmente diseñados para  reafirmar y tonificar su cuerpo.

Es una técnica bastante nueva, indolora y  no es agresiva. Tiene una eficacia muy buena y efectos visibles desde el primer día.

Una sesión  de maderoterapia empieza con un masaje que permite preparar la piel y remover la grasa acumulada. A continuación, el terapeuta aplica aceites esenciales con propiedades reductoras y vuelve a masajear al paciente y, para finalizar, se realiza el masaje con los accesorios de madera para esculpir la figura.

maderoterapia_ciudad_real.jpg

Las aplicaciones de los tratamientos de maderoterapia son corporales, faciales, de busto, anticelulíticos y relajantes. Estas son sus principales aplicaciones:

  • Maderoterapia corporal. Se aplica, con fines estéticos, para drenar la adiposidad localizada y, de esta forma, reducir y modelar la figura. También puede realizarse para relajar al paciente y reducir su nivel de estrés, así como para tratar contracturas causadas por las malas posturas o la actividad física, aliviando molestias, tanto musculares como articulares.
  • Maderoterapia de busto. Sirve para reafirmar y tonificar el busto, y para moldear y aumentar el volumen de los pechos.
  • Maderoterapia anticelulítica. Su objetivo es eliminar la grasa que se acumula en distintas partes del cuerpo como las caderas, los muslos o el abdomen. Este tipo de masaje activa la microcirculación de la zona tratada y elimina la retención de líquidos. Se usa además para moldear y reafirmar los glúteos.